Llamar
93 479 11 67 - 655 510 229
Escríbenos un e-mail
arbrevermellprat@gmail.com
Horario de la tienda

De lunes a viernes

de 9:30h a 13:30h y de 16:30h a 20:30h

Sábado de 9:30h a 13:30h

Dirección

Carrer de Maurici Vilomara, 908820 El Prat de Llobregat

Carrer de Maurici Vilomara, 908820 El Prat de Llobregat

De lunes a viernes

de 9:30h a 13:30h y de 16:30h a 20:30h

Sábado de 9:30h a 13:30h

¿Hablas con tu piel?
· · 2 comentarios

¿Hablas con tu piel?

· · 2 comentarios
Si la cara es el reflejo del alma, la piel es el reflejo de nuestro interior (y no podría ser un espejo mejor... ya que ¡es el órgano más grande que tenemos!).
 
La piel expresa qué tal anda todo por ahí dentro. Es el límite entre nuestro mundo interno y el externo, y la primera barrera protectora de las agresiones e inclemencias a las que vivimos sometidos. Nos indica si estamos deshidratados, o si hay algún órgano que no filtra bien. Reacciona si tenemos alguna intolerancia o alergia, o si existe algún desequilibrio hormonal, si estamos estresadas o cansadas, o si siente frío o calor. Con toda esta información, ¿Le hacemos suficiente caso a las señales que nos envía?
 
Siento terror al ver publicidad que vende productos milagro que prometen acabar con las líneas de expresión y arrugas en 7 días, o eliminar la celulitis y piel de naranja en 15 días. Y no niego que con constancia se pueden apreciar algunos resultados, pero debemos tener presente que, por desgracia, los milagros no existen. Vivimos bombardeados por el márketing del falso elixir de la eterna juventud. Olvidamos que la celulitis, las cicatrices y las arrugas son marcas de vida (una expresión que leí en "Feliz final" de Isaac Rosa y que he adoptado como propia) y que aunque estén ahí, debemos cuidarlas y aceptarlas.
 
Recuerdo una clase de cosmética natural donde la profesora nos dijo que en lugar de buscar la eterna juventud lo que tendríamos que aprender es a envejecer con dignidad, y añadió: "si existiese el producto milagroso para eliminar las arrugas y rejuvenecer la apariencia las celebrities no pasarían por el quirófano a hacerse un "corta-pega" para estirar la piel". Nos quedamos todos en silencio. Faltó alguien que elevara la voz al son de ¡Amén hermana!
 
Entonces... ¿Cómo podemos cuidar la piel?
Con una acción: NUTRICIÓN. Nutrirnos por dentro y por fuera. Será difícil observar cambios si utilizamos cremas y aceites maravillosos pero mantenemos una dieta desequilibrada, bebemos poco líquido y no hacemos deporte. Todo tiene que ir a la par.
 
Te invito a que tengas una conversación con tu piel. A que la observes, a que la sientas e intentes interpretar qué es lo que trata de decirte. ¿Sientes la piel muy grasienta? ¿o más bien deshidratada? ¿la piel cambia según tu estado de ánimo?
  
Para poder hablar con la piel lo primero es el conocerse, y ReCONOCERSE. Me gusta esta palabra, el volvernos a conocer, conocer lo conocido, profundizar en ello.
 
RE-CONÓCETE. En cómo nutres tu cuerpo. En tus hábitos de vida. En la actividad física que practicas. Y una vez reconocida, piensa qué cambios (si procede) puedes hacer para mejorar tu estado interno, y por consiguiente, el estado de tu piel.
¿Te reconoces? :)